MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA – MAG

Impulsar la dignificación de las familias rurales de pequeños y medianos productores de los territorios rurales, promoviendo el desarrollo de capacidades técnicas y de gestión empresarial en los sistemas productivos y en las organizaciones agropecuarias, que promuevan la competitividad, equidad y sostenibilidad social, económica y ambiental de la actividad agropecuaria.

Más acceso de los productores al  mercado interno

  • El Consejo Nacional de Producción, mediante el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI), logró en 2016 que 94,5% de las compras institucionales se realizaran a micro, pequeños y medianos productores; las ventas anuales a las instituciones públicas sumaron ₵33.486 millones, con lo cual se superó la meta propuesta para este periodo en 19%, y se integraron 25 micro, pequeñas y medianas agroempresas a la cartera de suplidores. En 2015 las ventas anuales ascendieron a ¢22 mil millones y el 94% de las compras fueron realizadas a micro, pequeños y medianos productores y cooperativas del sector.
  • En la actualidad, el PAI beneficia a 169 suplidores con 29.794 beneficiarios directos. Además, genera 35.902 empleos directos y 106.620 empleos indirectos.

 

Creación de tres mercados mayoristas regionales

  • Avanza la creación de tres mercados mayoristas en las regiones Chorotega, Huetar Caribe y Huetar Norte. Esto permitirá un sistema eficiente e integrado de producción, abastecimiento, distribución y comercialización de productos alimentarios en estos territorios.
  • El proyecto Mercado Regional Chorotega se situará en Sardinal de Carrillo y beneficiará a 400 mil habitantes y 17.500 productores de los once cantones de Guanacaste, Upala en Alajuela, y las localidades de Paquera, Jicaral, Cóbano y Lepanto de Puntarenas.
  • Para el desarrollo del Mercado Regional Chorotega, el Programa Integral de Mercadeo Agropecuario, PIMA, obtuvo el primer desembolso del empréstito otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), contrato de Préstamo N°2157 (por $52,5 millones) y constituyó la Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP).  A través de esta Unidad se adjudicó el Concurso Público Internacional para  los servicios de inspección de las obras de construcción y equipamiento y está en proceso de análisis de ofertas técnicas la Licitación Pública Internacional, para la contratación de la empresa constructora del Mercado.
  • Para el desarrollo del Mercado Regional Brunca se adjudicó a la Empresa Acciona Ingeniería S.A. la adjudicación del estudio de factibilidad.

Atención de emergencias (gestión de riesgos)

En el último año el país se vio impactado por una serie fenómenos climáticos extremos que dieron base para declaratorias de emergencia en diferentes regiones del país, ante lo que el Poder Ejecutivo actuó con celeridad para atender las diferentes necesidades.

  • Emergencia por sequía y escasez de agua, Decreto Ejecutivo No. 38642-MP: Se ejecutaron recursos por ¢1.753 millones, de los cuales 20,9% correspondió a la Región Pacífico Central y 79,1% a la Región Chorotega. De los productores beneficiados con estos recursos 3.633 (48,3%) corresponden al área agrícola y 3.885 (51,7%) son del área pecuaria.  En ambas regiones se beneficiaron un total de 7.518 productores, de los cuales 25,7% corresponden al Pacífico Central y 74,3% a la Región Chorotega. Los recursos provienen de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y están sujetos a un plan de inversiones previsto para tres años, por lo que los resultados mencionados son parciales y delimitados a inversiones realizadas solamente en el año 2016 y corresponde a recursos efectivamente ejecutados. En 2015, para mitigar el impacto de la sequía se ejecutaron ‎₡1.715 millones en el sector agro. En la región Chorotega se benefició a 4.480 ganaderos y a 3.059 agricultores; en la Región Pacífico Central se benefició a 1.213 ganaderos y 96 apicultores.
  • Emergencia por exceso de lluvias e inundaciones, Decreto Ejecutivo Nº 39056-MP: Se destinó un total de ¢1.414 millones en las regiones Huetar Caribe, Central Oriental (específicamente el cantón de Turrialba) y la Subregión Sarapiquí. Con estos recursos se benefició a 6.228 productores, de los cuales 70,2% son de la Región Huetar Caribe; 3,4% de la Subregión Sarapiquí y 26,5% del cantón de Turrialba.  De los productores beneficiados,  prácticamente el 100% se dedican a actividades agrícolas y menos de 1% a pecuarias.
  • Emergencia No Declarada por erupciones del Volcán Turrialba: Se apoyó a los productores de los cantones de Turrialba, Alvarado, Oreamuno y Coronado, así como a los distritos de Tierra Blanca y Llano Grande de Cartago, con un total de ¢283,8 millones, provenientes de la CNE. Se beneficiaron 950 productores, de los cuales 47,4% (450) se dedican a actividades pecuarias y 52,6% (500) a actividades agrícolas.
  • Emergencia Huracán Otto. Decreto Ejecutivo 40027-MGP: Las regiones afectadas fueron: Chorotega, Brunca, Huetar Norte, Central Occidental, Huetar Caribe y Subregión Sarapiquí. Se vieron comprometidas 4.883 fincas (2.661 agrícolas y 2.222 pecuarias; 15.393,3 ha y 7.270 animales afectados). El monto estimado en pérdidas en el Sector Agropecuario es de ¢31.454 millones. Por ahora, el monto invertido durante la emergencia fue de ¢3.452 millones y se benefició con esos recursos a 14.696 productores.

Impulso y defensa de la producción nacional

  • En 2016, los productos agropecuarios sensibles (arroz, frijol, maíz, carne cerdo y papa), contemplados en las metas del Programa Nacional de Desarrollo obtuvieron resultados que superan el  80% de cumplimiento de las mismas, gracias a una ejecución presupuestaria de ¢1.549 millones, provenientes del MAG (¢450 millones) y del INTA (¢1.099 millones).

Preservación de las tierras para la producción agropecuaria

  • La confección y uso de la Plataforma de Valores Agropecuarios es uno de los logros más relevantes en el último año, ya que se constituye en una regulación especial, diseñada para contribuir a la preservación de los terrenos dedicados a las actividades de producción primaria agrícola y pecuaria, la cual ya está a disposición de las municipalidades de todo el país para su respectiva ejecución, en cumplimiento de la Ley 9071, aprobada en octubre de 2012.
  • La determinación del valor fiscal del suelo, en cada zona homogénea agropecuaria, será ahora tratado en forma única y separada de cualquier otra actividad y potencialidad ajena al desarrollo y considerando todos los riesgos propios que la misma conlleva.

Más y mejores condiciones de financiamiento para el sector agroproductivo

  • El Consejo Rector del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) ha impulsado una mayor colocación de créditos, lo cual ha permitido un incremento de 300% en la colocación de recursos de ese Sistema para el sector agropecuario de 2013 a 2016 (34% de 2015 a 2016).
  • El Sistema terminó el 2016 con una cartera de crédito de ¢201.000 millones, entregados a unos 30.000 proyectos. Del total de recursos colocados por el SBD mediante los operadores autorizados, cerca del 60% se dedica al financiamiento de actividades de origen agropecuario y agroindustrial.
  • Ante el embate de fenómenos naturales y del clima, el Consejo Rector aprobó una línea por ¢20 mil millones que puso en disposición de los productores afectados por los eventos de sequía, inundaciones, erupciones volcánicas y el huracán Otto, para readecuación de deudas y para recuperación de actividades productivas.

Un registro de plaguicidas más ágil,  seguro y ambientalmente responsable

  • Se aprobó una nueva normativa para regular el registro de plaguicidas. Hasta entonces, la regulación existente en esta materia era inoperante y se había convertido en un obstáculo para la mejora de competitividad del sector agroproductivo. La nueva reglamentación surge, entonces, para mejorar el registro de plaguicidas, sin reducir las salvaguardas a la salud o al ambiente.  Permite un registro equilibrado, moderno, que operará con regulaciones claras y acordes con las obligaciones internacionales suscritas por el país.  Además, permitirá facilitar a los agricultores el acceso a nuevas fórmulas, más innovadoras e incluso más amigables con el ambiente y más eficientes, lo que redundará en menor uso de plaguicidas y menos costos de producción.

Más inversión para el fortalecimiento de la Extensión Agropecuaria

  • Junto con la declaratoria de 2016 como el Año Nacional de la Extensión, y mediante la inversión de aproximadamente ¢1.170 millones, se ha logrado adquirir 67 nuevos vehículos, pick up  de doble tracción, los cuales fueron distribuidos entre las distintas Agencias de Extensión del MAG, y remodelar estas oficinas y espacios regionales, con el fin de que nuestros extensionistas puedan brindar un mayor acompañamiento y asesoría técnica a los agricultores.
  • Las herramientas y facilidades aportadas al personal de Extensión han facilitado la atención de más de 3 mil unidades de producción familiar en prácticas de producción sostenible. También, se logró el desarrollo de 1.373 hectáreas en sistemas agroproductivos orgánicos.  Con estas acciones se beneficiaron de manera indirecta 12.600 personas, considerando un promedio de miembros de familia de 4 personas.

Más aportes a la  investigación e innovación

  • En 2016, el MAG invirtió ¢200 millones mediante el Sistema Nacional de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (SNITTA), para el financiamiento de proyectos de investigación y transferencia de tecnología a través de los Programas de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (PITTAs).
  • Como parte de los resultados de estas inversiones, se han fortalecido capacidades de 8.405 personas, de las cuales 4.862 son productores y 3.543 técnicos.
  • Dentro de los avances más destacados en este periodo, se puede mencionar como ejemplo, la liberación de una nueva variedad comercial de frijol negro, por parte del PITTA Frijol, resistente a las condiciones de sequía extrema.

 

Más inversión para el desarrollo rural territorial

  • Con el propósito de mejorar la condición social y económica de las familias de los territorios rurales, en 2016, el INDER fortaleció el otorgamiento de servicios agrarios y de desarrollo, mediante una inversión cercana a los ¢17.000 millones, en beneficio de más de 35.500 familias.
  • Se ejecutaron nuevos proyectos en adquisición de tierras, infraestructura rural, crédito rural, seguridad alimentaria y otros articulados.
  • El MAG benefició a casi 6 mil pequeños y medianos productores en todo el país, de 24 organizaciones, mediante la aprobación de proyectos sujetos a transferencia de recursos que contribuyeron al fortalecimiento de la infraestructura productiva para la producción, comercialización y agroindustria en el nivel nacional, por un monto total ¢1.579 milones. Un 45,6% (¢720,8 millones) de los recursos transferidos se otorgaron para infraestructura y un 54,4% (¢858,4 millones) se orientó a la producción de café, arroz, frijol, cacao y ganadería. La mayoría de los proyectos aprobados en el 2016 (82%), se localizaron en zonas con Índice de Desarrollo Social (IDS) bajo.
  • Las inversiones en pequeño riego, por parte del SENARA, sumaron en 2016, ¢1.063 millones provenientes del Programa Integrado de Gestión del Recursos Hídrico (PROGIRH), del INDER y de la CNE, en beneficio de 240 productores, cubriendo un área de 210 hectáreas de cultivos.
  • En cuanto a drenajes, la inversión fue de ¢1.068 millones del PROGIRH, con los cuales SENARA logró la rehabilitación de  3500 hectáreas cultivables.

Mejor ordenamiento pesquero:

  • Dentro de los procesos de ordenamiento del sector pesquero, destaca para 2016, el nuevo modelo de regulación para el otorgamiento de licencias para la pesca de atún en aguas costarricenses.
  • El nuevo modelo contempla criterios científicos, técnicos y de sostenibilidad del recurso, así como de precio del producto en el mercado, con el fin de mejorar el aprovechamiento de uno de los mayores recursos del país. Asegura el abastecimiento de la materia prima a la industria nacional y la sostenibilidad de la actividad en beneficio de los sectores involucrados en la captura, procesamiento y comercialización del atún.

Más adaptación de la agricultura al cambio climático

  • El avance del sector agropecuario en cuanto al establecimiento de Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación al Cambio Climatico, NAMAs, es relevante y el país sigue consolidando su posición de referente ante el mundo en estos temas. Actualmente, se dispone de  la propuesta final de la NAMA ganadería que constituye un instrumento técnico para contabilizar el aporte del sector ganadero dentro de las Contribuciones Voluntarias Determinadas de Mitigación de GEI, el cual fue presentado por autoridades institucionales en la Cumbre Climática de Marruecos del 22 de noviembre de 2016, donde se logró una  inversión de la cooperación Internacional para financiar acciones por US$560.000, provenientes de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).