MINISTERIO DE HACIENDA – MH

Institución responsable de la recaudación de impuestos, la rectoría de la Administración Financiera, de la asignación de los recursos financieros a las entidades públicas y la administración de la deuda pública, por medio de una política fiscal sostenible, para contribuir a la estabilidad y crecimiento económico y social de los habitantes del país.

Déficit fiscal

  • El déficit fiscal que presentaba una tendencia creciente, se redujo por primera vez en cuatro años, pasando de 5,7% del PIB en el 2015 a un 5,2% en el 2016. Los resultados se obtuvieron a partir de las acciones de mejora en la recaudación de impuestos y en la aplicación de políticas y lineamientos encaminados a la desaceleración y a la calidad en el gasto.

 

Recaudación de impuestos

  • ATV: En el 2015 el Ministerio de Hacienda puso en marcha la Administración Tributaria Virtual (ATV), una plataforma tecnológica que facilitó la declaración y el pago de impuestos en línea. Para el 2016, los contribuyentes contaron con una plataforma robusta que permitió realizar todo el proceso en línea, sin compromiso ni colapso del sistema.

  • Sistemas de Compras Públicas: Esta Administración inició la unificación de alrededor de veinte sistemas de compras y diez esquemas legales que coexisten en Costa Rica, al Sistema Integrado de Compras Públicas (SICOP).

  • Mejoras informáticas: En 2016 se obtuvieron los primeros resultados de la puesta en marcha de novedosas herramientas informáticas, elaboradas por funcionarios del Ministerio de Hacienda que permitieron detectar información errónea en las declaraciones, como por ejemplo: proveedores falsos, profesionales que no declararon su impuesto de la Renta según sus ingresos obtenidos, entre otros.

 

Ingresos

  • Mejora en la recaudación del impuesto a los ingresos y utilidades, que por segundo año consecutivo creció por encima del 10%. Esto provocó que ese impuesto directo pasara de un 4% en el 2014 a un 4,5% en el 2016, en relación con el Producto Interno Bruto (PIB).

Gastos

  • Gasto total: En el 2016 el gasto total (19,8%) se mantuvo similar al observado en el 2015 (19,9%) con relación al PIB. En cuanto a la composición de este gasto, existen varios elementos de interés para la ciudadanía; por ejemplo, el gasto de inversión se mantuvo en un 1,8% del PIB, al igual que en el 2015, uno de los niveles más altos desde el 2011.

  • Remuneraciones: Las remuneraciones se desaceleraron en relación con el PIB, se mantenían en 7,2% entre el 2014 y 2015, pero en el 2016 perdieron dinamismo, pasando a un 7%.

  • Intereses: Los intereses vienen creciendo como resultado del aumento de la deuda que se acumula por muchos años, como resultado de los déficit fiscales desde el 2009. En el 2016,  Costa Rica pagó 2,8% de la producción en intereses, cifra que alcanzaba el 2% del PIB en el 2012.  El crecimiento del servicio de la deuda compromete el desarrollo como país, pues le restringe más cada año y aquellos recursos que podrían usarse para mejorar los servicios que se le otorgan a la ciudanía, deben ser destinados al pago de los costos financieros de la deuda del Gobierno Central.

 

Gestión de la deuda

  • Aunque el panorama económico del 2016 se esperaba como difícil de superar, se pudo gestionar, de manera eficiente y creativa el riesgo de liquidez y se obtuvieron los fondos líquidos necesarios para honrar el pago de las obligaciones del Gobierno Central y de las entidades participantes en la Caja Única del Tesoro. Como resultado de las acciones coordinadas entre el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica, durante el 2016 el Ministerio -como emisor de valores- logró financiar sus necesidades de recursos por un monto total de ¢2,10 billones, a través de los siguientes mecanismos:

  • Ahorro interno en condiciones de tasas de interés locales favorables, sin presiones al alza y en plazos de colocación que permitieron el alargamiento del vencimiento promedio de la deuda interna.
  • El Ministerio de Hacienda implementó el mecanismo de colocación directa de valores conocido como Tesoro Directo, que generó ahorros importantes y contribuyó a solventar las necesidades de financiamiento del Gobierno Central.
  • En las operaciones de gestión de pasivos, el Ministerio de Hacienda realizó canjes de deuda y subastas inversas por un total de ¢933.571 millones, cifra que aumentó en más de 70% al monto observado en el 2015 por ¢550.773 millones. Estas operaciones permitieron reducir las presiones de refinanciamiento del Gobierno Central, favorecer el alargamiento del plazo al vencimiento de la deuda interna y a su vez, fomentar el acercamiento y la comunicación con los tenedores de la deuda.

 

Aprobación de proyectos de ley

  • El Poder Ejecutivo presentó al Congreso un conjunto de proyectos de ley que conforman el Fortalecimiento Hacendario. Se aprobaron varias iniciativas que tendrán efecto en la desaceleración del gasto que ejecuta el Gobierno Central, según se indica:
  • Ley de Eficiencia de la Administración de los Recursos Públicos N°9371 conocida como Caja Única, que establece plazos de ejecución a las instituciones con recursos ociosos en la Tesorería Nacional.
  • Se aprobaron cuatro leyes que ordenan las pensiones con cargo al Presupuesto Nacional (leyes 9383, 9388, 9380 y 9381), las cuales ponen tope a las pensiones de lujo, eliminando las normas odiosas como la potestad de los diputados de heredar las pensiones a familiares y se eliminan aumentos injustificados. Esto es histórico, ya que los privilegios de una pequeña clase quedaron prácticamente anulados.
  • La Ley de Lucha Contra el Fraude Fiscal N° 9416 cumple con estándares internacionales sobre transparencia, moderniza las herramientas y establece las mejores prácticas internacionales en la lucha contra la evasión y el lavado.