BANCO CENTRAL DE COSTA RICA – BCCR

El Banco Central de Costa Rica es la organización cuyo principal objetivo es controlar la inflación, realiza labores conjuntamente con el Consejo Nacional de Supervisión de Sistema Financiero para cumplir con sus objetivos. Se encarga también de la emisión y administración de los billetes y monedas, entre otras tareas.

Estabilidad macroeconómica En 2016 y, por segundo año consecutivo, Costa Rica registró los incrementos de precios más bajos en la región. En este año la economía costarricense presentó una estabilidad macroeconómica caracterizada por:
  • Baja inflación: al término del 2016 la inflación se ubicó en 0,77%, por debajo del límite inferior del rango meta (3% ± 1 punto porcentual), pero conforme a lo previsto por el Banco Central en el Programa Macroeconómico. El desvío respecto a lo programado no respondió a una postura monetaria restrictiva, sino a los bajos precios de las materias primas en el mercado internacional, la evolución de los precios de bienes y servicios regulados y de productos agrícolas y la relativa estabilidad cambiaria.
  • Crecimiento económico alto: Costa Rica registró en 2016 un crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) de 4,3%, resultado que, si bien fue inferior en 0,4 puntos porcentuales respecto al año anterior, estuvo por encima del promedio mundial y, en particular, de Latinoamérica, que registró una contracción media de 1,0% (según estimaciones del FMI). Esta situación es destacable porque se dio en un contexto local caracterizado por escaso avance en la solución del problema fiscal y en un entorno internacional de alta incertidumbre influida, entre otros factores, por la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea y el resultado de la elección presidencial de los Estados Unidos. Al igual que en 2015, la producción fue impulsada mayoritariamente por la demanda interna y, según industrias, por las actividades relacionadas con servicios.
  • Déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos: en 2016 este déficit representó 3,3% del PIB (4,3% el año previo) y si bien el país dispuso de capitales de largo plazo para financiar esa brecha, el resto de flujos financieros netos implicó la reducción (EUA$260,3 millones) del saldo de reservas internacionales netas del BCCR, el cual se ubicó al finalizar el año en el equivalente a 13,2% del PIB. Al 27 de abril del año en curso el saldo de los activos de reserva se ubicó en EUA$7.249,7 millones (12,2% del PIB estimado para 2017).
  • Reducción de las tasas de interés: Las reducciones de la tasa de política monetaria aprobadas por el BCCR en 2015 continuaron trasmitiéndose en 2016 al resto de tasas de interés del Sistema Financiero Nacional, lo cual se manifestó en un comportamiento descendente tanto de las tasas activas como las pasivas en este último año, a pesar de las necesidades de financiamiento del déficit público. Es de esperar que la reducción de las tasas de interés incentive una mayor inversión y contribuya al crecimiento de la economía.
  • El sistema financiero costarricense mostró estabilidad durante el 2016: las pruebas de tensión aplicadas no evidenciaron vulnerabilidades significativas. En cuanto al sistema de pagos, hubo avances en la implementación de los cambios al Reglamento del Sistema de Pagos aprobados en el 2015. Específicamente, inició la apertura de cuentas de expediente simplificado (creado en noviembre del 2015) y se continuó trabajando en el servicio electrónico Padrón de Cuentas, que operará en la plataforma electrónica del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe) y permitirá a las entidades financieras registrar en un padrón centralizado todas las cuentas de expediente simplificado.
  Avances en el sistema de pagos
  • Estrategia de modernización del segmento de pagos del mercado minorista: En 2016 se incorporaron regulaciones para nuevos servicios y funcionalidades que forman parte de esa estrategia impulsada por el BCCR. Los avances se registran en:
    • Cuentas de expediente simplificado (CES), sistema creado en noviembre de 2015 que promueve la inclusión financiera en el país,
    • Servicio electrónico Padrón de Cuentas, que permitirá a las entidades financieras registrar en un padrón centralizado todas las CES,
    • Desarrollo de un conjunto de pagos por proximidad, que permitirá a los agentes económicos efectuar pagos de forma ágil, a menor costo y bajo condiciones de alta seguridad, en tanto ofrece a los comercios una oportunidad de mejorar la eficiencia, al reducir los costos asociados a la administración del numerario.
    • Se reportan más de 550 mil nuevas cuentas abiertas en el periodo de un año, lo cual ubica al país con más de un 70% de la población mayor a 15 años con una cuenta bancaria.
  Modernización de mediciones
  • Se crearon las primeras cuentas ambientales de Costa Rica para agua, bosques y energía, las cuales permiten calcular un conjunto de indicadores para analizar la oferta y usos de los recursos naturales así como su interacción con las distintas actividades económicas. En bosques, se estima que el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que depende del bosque es cercano al 2%.
  • Cambios metodológicos a los indicadores de actividad de corto plazo Índice Mensual de Actividad Económica (Imae) y el PIB trimestral, que fortalecieron los indicadores para la medición de la evolución de la actividad económica en el corto plazo.
  Normas Internacionales de Información Financiera
  • BCCR es la segunda autoridad monetaria en Latinoamericana en adoptar las Normas Internacionales de Información Financiera.